• Lorena Fortolís

文武 両 道 Bunbu ryodo


Existe un término japonés muy utilizado en artes marciales pero que por desgracia en occidente empleamos y conocemos poco: Bunbu Ryodo. Trataré de explicar su significado.

El kanji 文(ぶん), bun, se puede traducir como texto. En el contexto de esta palabra significa artes y ciencias, y podría decir que representa el dominio de la educación general, la cultura, la etiqueta.

El kanji 武(ぶ), bu, significa militar o artes marciales.

両 (りょう), ryo, significa ambos, coexistencia, compatibilidad.

Y creo que no hace falta traducir el Kanji 道 (どう), do, camino.

Entonces podría decirse que Bunbu Ryodo significa algo así como el balance o equilibrio entre la educación, la cultura, la etiqueta y las habilidades marciales.

Siempre les he repetido que el Dōjō no es un gimnasio, es un espacio donde aprendemos una vía, donde vamos a “despertar” física, espiritual y moralmente, por eso siempre al entrar saludamos con respeto, lo cuidamos y buscamos el esfuerzo personal, (no quiero decir que estos deportes sean malos pero…) no es un ring o un gimnasio donde vienen a hacer “vale-todo” y a medirse con los compañeros para ver quien es mejor o quien puede más.

Muchas veces los alumnos me han cuestionado porqué los hago saludar o los regaño cuando no son respetuosos con los otros compañeros, pues Bunbu Ryodo es la razón. Si su crecimiento en técnicas avanza pero su educación y respeto por los demás no, entonces se convertirán en unos bárbaros peligrosos.

Este concepto me resulta sumamente importante y es una de las razones por las cuales nuestros sistemas de seguridad no funcionan, policías y militares deberían mantener este equilibrio, de que sirve tener muchas armas, saber muchas técnicas marciales y tener herramientas que podrían lastimar a otros si en tu personalidad eres burdo, violento, grosero y sin educación.

El equilibrio en el crecimiento es importante y alimentar tanto el cuerpo como los valores y la ética debe ir de la mano. Por eso las jerarquías son importantes en la enseñanza del Budo, (Sensei, Senpai, Kohai) el respeto es la base para todo y todos, pero es un camino complejo y valoramos, escuchamos y aprendemos de quienes llevan más tiempo en el.

Algunos de los alumnos que hoy tienen Shodan en algún momento me han reclamado “eres más estricta conmigo que con otros” y es que a la par que avanzamos, las responsabilidades y el compromiso deben avanzar junto con nosotros.

Otro de los problemas que surgen en el camino del Aikido cuando el crecimiento no es balanceado, y creo que es algo por lo que todos hemos pasado, es el efecto "Dunning – Kruger", que es la imperfecta percepción de nuestras capacidades. Recuerdo un momento en mi evolución en que me sentía muy buena Aikidoka, una especie de confianza sobrada, lo interesante es que entre más avanzas con equilibrio más te das cuenta de lo poco que sabes y esa confianza se vuelve muy mesurada, al tiempo que cambia la percepción de muchas cosas.

Los verdaderos maestros marciales, los grandes samurái de la historia, siempre han sido personas de mucha educación, personas que realmente lograron fortalecer sus cuerpos a la par de su carácter, muchos han escrito libros o son buenos con la caligrafía. Por ejemplo Musashi Miyamoto el mítico samurái, escribió el libro de Los cinco anillos y también hizo maravillosas pinturas.

El camino del Aikido es más profundo de lo que imaginamos, no es sólo la práctica constante, no es sólo la voluntad de sobreponernos a nosotros mismos y dejar de tener pretextos para no entrenar y llegar al Keiko, es hacernos mejores seres humanos, es dejar nuestro ego de lado y estar dispuestos a aprender de forma incansable.

Cuando el ego aparece, TODO aparece, enojo, soberbia, inseguridad, miedo, cansancio… cuando el ego desaparece, sólo hay paz.

En el Japón antiguo se esperaba mucho de un samurái, tomen la determinación y el compromiso para que su Aikido crezca con armonía.


0 vistas
  • Facebook icono social
  • Icono social Instagram
  • YouTube Social  Icon